Llámenos directamente: (507)204-8450 / (507)204-8451 / (507)64806975

Consultorios Punta Pacífica. Contáctenos

Estimulación Ovárica, Seguimiento Folicular, y Procesos del Laboratorio de FIV

Estimulación Ovárica, Seguimiento Folicular, y Procesos del Laboratorio de FIV

Estimulación de la ovulación y monitorización ecográfica:

Tener varios óvulos y varios embriones, dará mayores expectativas de que al menos uno logre implantarse. Esta administración se denomina hiperestimulación ovárica controlada, pues busca el desarrollo multifolicular con un estricto control de su desarrollo para evitar posibles complicaciones.

Una vez que la mujer comienza con la menstruación se administran también diariamente las hormonas que estimulan la ovulación. Para ello existen distintos medicamentos, con múltiples esquemas de administración posibles. El médico indica un esquema específico para cada paciente (según edad, niveles hormonales, respuestas previas, etc.), de modo que es diferente y personalizado para cada paciente.

En algún momento del ciclo (generalmente a partir del día 6) el médico indica a la paciente hacerse ecografías transvaginales y análisis hormonales. A través de ellos se conoce cómo están respondiendo los ovarios y por lo tanto, cómo se deben ajustar las dosis de los medicamentos.

Cuando los folículos han logrado un crecimiento adecuado, se indica la inyección de otra hormona (hCG), con lo que se termina de madurar al ovocito. De 32 a 38 horas después, se procede a la aspiración folicular.

Aplicación de la HCC:

Cuando se observa que los folículos han alcanzado un determinado tamaño, se administra una inyección (hCG) que permite su maduración final y la ovulación.

Aspiración de folículos:

La aspiración ovocitaria se efectúa por vía transvaginal y guiada con ecografía, lo que permite que el procedimiento se realice de forma totalmente ambulatoria con el uso de sedación leve. Para realizar esto, se utiliza un transductor ecográfico vaginal que tiene una guía de punción por donde se introduce la aguja. Esto le permite ver los folículos, puncionarlos y aspirar el contenido, que luego es enviado al biólogo para que determine si se aspiró el óvulo y de ser así, que se los identifique y separe para luego seguir con el tratamiento.

No necesariamente de todos los folículos se recuperan óvulos. Es posible que algunos folículos no tengan óvulos o que los presenten en un estado madurativo no apto para ser fertilizado. Por esta razón, el número de folículos que se ve en las ecografías de los días previos no es necesariamente el número de óvulos que se recupera

Capacitación de la muestra se Semen:

El esposo obtiene el semen por masturbación. La muestra es lavada y tratada a fin de obtener el mayor número de espermatozoides normales y de mejor motilidad.

Inseminación de los ovocitos / Fertilización:

Una vez que los ovocitos son recuperados, se examinan en el laboratorio y se clasifican según su madurez. Ese mismo día, el marido o la pareja lleva una muestra de semen que se procesa por una técnica denominada swim up o gradientes de Percoll para separar los espermatozoides móviles. Posteriormente, para la FIV/IVF tradicional, estos espermatozoides se colocan junto a los óvulos y se incuban a la misma temperatura que la corporal de la madre, en una incubadora de CO2 a 37ºC. En el caso del ICSI, los espermatozoides son inyectados a través de microagujas, al interior del óvulo y éstos son llevados a la incubadora.

Después de unas 18 horas, los óvulos son examinados para ver si fueron fertilizados. El signo de fertilización es la presencia de dos pronúcleos, el masculino y el femenino.

Lo habitual es continuar el cultivo en el laboratorio durante 48 a 72 horas. Durante ese período, el óvulo fecundado se divide varias veces, por lo que se transforma en un embrión multicelular.

Valoración de la fecundación:

Entre 17 y 20 horas después de la inseminación observaremos la fecundación de los ovocitos. La presencia de 2 pronúcleos (PN), PN masculino y PN femenino y de dos corpúsculos polares (CP), nos indican que el ovocito ha sido correctamente fecundado. Cada pronúcleo contiene en su interior el material genético característico del miembro de la pareja del cual procede y la combinación de ambos determinará las características genéticas del nuevo embrión. Los ovocitos fecundados se mantienen en cultivo uno o dos días más antes de proceder a la transferencia. Durante este período de tiempo se valorará la evolución de los embriones, descartando aquellos que no sigan un proceso de división correcto. La tasa de fecundación de los ovocitos inseminados en una Fecundación In Vitro convencional es aproximadamente del 65 – 80%. Cuando no se ha fecundado ninguno de los ovocitos inseminados, se estudiará el caso para determinar cuál será la alternativa a seguir. Una vez valorada la fecundación, los ovocitos son colocados de nuevo en la incubadora durante 24 horas, tiempo durante el cual tendrán lugar las primeras divisiones embrionarias.

División Embrionaria:

48 horas después de la inseminación, generalmente estos embriones presentan de 2 a 4 células llamadas blastómeras, en base a sus características morfológicas se clasificaran de mejor o peor calidad para ver la viabilidad de las mismas y su potencial de implantación.

Transferencia Embrionaria:

La transferencia embrionaria es un procedimiento sencillo pero sumamente importante. Se realiza 48, 72 o 120 horas post-aspiración. El día anterior a la transferencia se indica a la pareja cuándo, cómo y donde tendrá lugar la transferencia de los embriones. Se efectúa de forma ambulatoria sin necesidad de anestesia, portando los embriones en un catéter blando que se introduce por el cuello del útero con el fin de depositar los embriones en la cavidad uterina.

El número de embriones a transferir es un tema muy debatido. En algunos países se limita a un número máximo. Generalmente depende de las características de los embriones y de la edad de la mujer, el resto son sometidos a congelación para tener posibilidad de una nueva transferencia.

Mantenimiento de la fase lútea:

Se denomina fase lútea a la etapa del ciclo menstrual posterior a la ovulación. En esta etapa normalmente el endometrio (capa interna del útero) se prepara para recibir al embrión por medio de una hormona denominada progesterona.

En algunas pacientes los niveles de progesterona suelen ser bajos, por lo que es necesario suplementarlos. Para ello se utilizan geles de aplicación vaginal o inyecciones intramusculares de la hormona.

Unos 14 días después de la transferencia y si no hubo menstruación, se efectúa el análisis de embarazo. Esta es una etapa de espera que genera mucha ansiedad, por lo que es conveniente efectuar una vida tranquila y realizar actividades que ayuden a la distracción.