Llámenos directamente: (507)204-8450 / (507)204-8451 / (507)64806975

Consultorios Punta Pacífica. Contáctenos

mar 18

Infertilidad Masculina

Infertilidad Masculina

Evaluación de La Infertilidad por Factor Masculino

La infertilidad es un problema de pareja, de hecho, cuando una pareja tiene problemas para tener un bebé, hay una posibilidad de 50-50 de que el hombre tiene un problema que contribuye a la gestación. Las causas podrían ser la producción de muy pocos espermatozoides para fertilizar un óvulo (baja concentración), que los espermatozoides no tengan la forma adecuada o que no se mueven como deberían (problemas de morfología y/o motilidad), o puede tener un bloqueo en su tracto reproductivo que impide que los espermatozoides salgan en el eyaculado.

El estudio del hombre en los casos de infertilidad incluye una historia clínica completa, un examen físico, así como varias pruebas para averiguar lo que puede ser la causa de su infertilidad.

Análisis de semen

El análisis del semen es probablemente la primera prueba se le pedirá que realice. El semen contiene los espermatozoides y los fluidos de los que se deben nutrir y proteger. Por lo general, se le pedirá que proporcione una muestra de semen por masturbación en un frasco esterilizado. Si la masturbación no es culturalmente aceptable, la muestra puede ser obtenida con un preservativo especial para recoger el semen durante el coito.

El análisis de semen proporciona una gran cantidad de información acerca de la cantidad y la calidad tanto de semen como de los espermatozoides que contiene. Algunas de las cosas que se miden son:

  • Cantidad de semen producido (volumen)
  • El número total de espermatozoides en la muestra de semen (recuento total)
  • El número de espermatozoides en cada mililitro de semen (concentración)
  • El porcentaje de espermatozoides que se mueven (motilidad)
  • Si los espermatozoides tienen forma normal o no (morfología)

El análisis también puede sugerir si usted tiene una infección en el sistema reproductivo.

El Espermograma SIEMPRE debe ser acompañado de un Espermocultivo para descartar infecciones que necesiten tratamiento y que algunas veces son la causa de la alteración de los parámetros normales del semen.

La muestra de semen tiene que ser recibida en el laboratorio en no más de una hora luego de recogida, por esta razón, la muestra se puede recoger en el consultorio. En algunos casos es necesaria la recopilación de dos muestras separadas por 2 semanas, dependiendo de alguna alteración presente, esto hace que sea más fácil saber si algo es realmente malo. Para la realización del Espermograma es ideal no liberar semen (eyacular) de 2 a 5 días antes de proporcionar la muestra.

Los niveles hormonales y la reproducción

Las hormonas son sustancias químicas muy importantes en el cuerpo y que ejercen control sobre la producción de espermatozoides.  Las mismas también tienen efecto sobre el deseo sexual, y la capacidad de tener relaciones sexuales. Cualquier desbalance en ellas, ya sea demasiado o muy poco, puede causar problemas con la producción de esperma o provocar dificultad para tener relaciones sexuales. Las dos hormonas más importantes para la reproducción son la hormona folículo estimulante (FSH) y testosterona (T) y sus niveles son medidos a través de exámenes de sangre. En algunos casos también puede ser necesario verificar los niveles de otras hormonas, incluyendo la hormona luteinizante (LH), estradiol y prolactina.

Otras pruebas

Si se presentan algunas alteraciones en el espermograma o en algunos casos de infertilidad sin alteraciones seminales, puede ser necesaria la realización de algunos otros exámenes específicos para buscar la causa. Algunas de estas pruebas son:

  • Prueba de Anticuerpos Antiespermáticos: define la presencia de anticuerpos unidos a los espermatozoides, lo que hace que sea difícil para la esperma moverse adecuadamente.
  • Test Hipo-osmótico: para verificar la integridad de la capa externa de los espermatozoides.
  • Test de Fragmentación de ADN: para detectar la presencia de alteraciones a nivel del ADN del espermatozoide, si el mismo es frágil o está roto, lo que dificulta la fertilización normal.

Si usted produce muy pocos o no produce espermatozoides puede ser necesario realizar estudios genéticos para ver si alguna alteración en los genes que hacen que sea imposible para que usted producir esperma. En estos estudios también se pueden diagnosticar alteraciones genéticas y/o cromosómicas hereditarias, o sea, si hay un problema que se puede transmitir a un hijo.

  • Cariotipo: nos informa el contenido cromosómico del padre y nos permite ver alteraciones que producen azoospermia (no espermatozoides en el semen)  o alteraciones cromosómicas hereditarias.
  • FISH de espermatozoides: nos dice si el espermatozoide tiene el número correcto de cromosomas.
  • Deleciones del cromosoma Y y Zona AZF: Nos informa de alteraciones a nivel de genes que pueden producir azoospermia
  • Algunas de estas pruebas nos ayudan a definir si es recomendable una biopsia de testículo para buscar espermatozoides, ya que dependiendo de su resultado habrá o no posibilidad de encontrarlos en testículo o epidídimo.

Ninguna prueba de semen puede definir totalmente el potencial fértil del semen ya que a pesar de tener alteraciones es posible que se logre un embarazo.  Para la evaluación inicial SOLAMENTE es necesario el Espermograma, con el resultado de éste se puede decidir si se necesitan algunas pruebas más.